logo

MI CUENTA

Cómo volver a sentir motivación

Siempre hay una motivación. Pero esa motivación no siempre se alinea con lo que nuestra mente quiere imponernos, ni con el entorno, ni con nuestro “deber ser”.


Cuando una pierde la motivación se siente como una especie de mini-depresión. Una pierde energía y al mismo tiempo se siente completamente inadecuada.

Se va perdiendo el norte. Una se cuestiona todo, incluso las personas que se tiene alrededor.

Se van las ganas de hacer muchas cosas y una se pregunta qué estuvo haciendo y por qué estuvo haciendo lo que hace.

También empiezan las fantasías de cambios radicales de vida.

Perder la motivación o sentir que ya no se tiene motivación no es algo fácil ni agradable. Todo adquiere más peso, más densidad, más lentitud.

Y sobre todo ese sentimiento de culpa. “No me debería sentir así”. “Por qué me siento así”. “Qué me pasa…”

¿QUÉ HACEMOS?

Si lo deseas, puedes comenzar un nuevo viaje gracias a esta encrucijada que la “motivación” te está mostrando.

Si lo deseas, puedes ver un regalo, una oportunidad, un nuevo nivel de crecimiento y consciencia que la “motivación” te está mostrando.

Pongo “motivación” entre comillas – jejeje – porque realmente para mi, es tu intuición. Tu ser interno sabio, tu ser superior, que te avisa y te dirige hacia nuevas direcciones, siempre mejores, para tu vida y felicidad.

Si te interesa, ¡sigue leyendo!
.

Encontrando la Motivación
.

1) Primero, es muy importante que sepas que hay motivaciones Intrínsecas y Extrínsecas.

Las Extrínsecas tienen que ver con:

  • Otras personas
  • Nuestro entorno
  • El deber ser
  • Lo que dice la familia
  • Lo que hacen les amigues
  • Los grupos de pertenencia
  • El ambiente laboral
  • El sistema cultural
    .

A veces pasa que nuestras motivaciones – o algunas de ellas – sí están alineadas con el entorno. Pero es muy importante que sepas que muchas de nosotras hemos ADOPTADO estas motivaciones para así sentirnos ADECUADAS y sentirnos parte de un grupo, de una sociedad y así poder ENCAJAR.

Es muy común que dentro de nuestra vida adulta, las motivaciones extrínsecas entren en crisis.

El primer paso aquí es preguntarnos cuántas de nuestras motivaciones son realmente impuestas o aprendidas. Y cuáles de ellas REALMENTE se alinean con nuestra autenticidad.
.

2) Segundo – Encontrar las motivaciones Intrínsecas

A mi me sirvió muchííííííísimo este ejercicio de visualización:

Anda a un lugar sola, respira, entra en estado de relajación. Si quieres, puede ser un estado meditativo.

Visualiza que toda tu vida alrededor tuyo, junto con toooooodas las personas, empiezan a borrarse, como si tu vida fuera una bella pintura y le empiezas a echar agua, y la pintura empieza a salirse, hasta quedar con un bello, blanco, brillante LIENZO EN BLANCO.

Quédate al medio de este lienzo en blanco y siente paz, silencio y descanso.

Luego, pon sólo un elemento. Puede ser una actividad, un lugar o una persona. Luego otro elemento… y otro… hasta llegar a CINCO ELEMENTOS.

Estos elementos de tu lienzo (actividad, lugar, persona) representan aquellas cosas que sí o sí deseas que estén en tu lienzo.

OJO CON LA CULPA

Tu mente intentará hacerte sentir culpable si no pones ahí a ciertas personas o actividades. ¡No le prestes atención! No significa nada malo. Sólo lo que tú desees interpretar.

Pinta tu lienzo con 5 elementos. Que representan tus Motivaciones Intrínsecas de este momento.

Aquellas que vienen de tu ser interno, de tus deseos, de tu autenticidad.
.

3) Tercero: Compara las Extrínsecas con las Intrínsecas

Aquí es donde podemos encontrar muchas respuestas. Puede que tu lienzo anterior haya estado lleno de actividades/lugares/personas del mundo extrínseco y con muy, muy, muy poco espacio para las intrínsecas.

Tu ser interno te ha estado mandando señales y ésta es la razón.

O quizás no le has dado voz a lo que REALMENTE QUIERES.

La falta de motivación, por lo general, siempre muestra una DISONANCIA. Algo que está desalineado y eso casi siempre es el mundo interno con el externo.

Mientras más alineación hay de esos dos mundos: MÁS CONGRUENCIA interna sentimos.
.

4) Cuarto: Busca CLARIDAD.

La claridad es un motor de motivación. Tener CLARIDAD sobre lo que una quiere y después claridad del CÓMO.

EL CÓMO nos motiva a una búsqueda de respuestas. Por ejemplo: En nuestro lienzo vimos claramente un viaje. El cómo de ese viaje es con tanto dinero y con tales condiciones.

Ese dinero y esas condiciones necesitan un plan de trabajo y ahorro y permisos y trámites.

PUM. Claridad = Plan = Ideas = Motivación.
.

5) Quinto: Siempre trabaja tu auto confianza.

Uno de los más grandes motivos de desmotivación es la falta de auto confianza. Porque a veces sí tenemos claridad y sí sabemos lo que hay en el lienzo, pero pensamos que NO PODREMOS conseguirlo.

Por eso, siempre, siempre, siempre debemos estar trabajando en nuestra auto confianza. Y también en pedir ayuda.

Muchas veces no confiamos en nosotras porque no sabemos cómo.

Muchas veces no confiamos en nosotras porque no vemos las cosas con perspectiva.

Muchas veces no confiamos en nosotras porque estamos aferradas a UNA SOLA manera de hacer las cosas.

La auto confianza se puede trabajar con CREATIVIDAD, con ideas nuevas, con planes diferentes, con flexibilidad mental.
.

6) Sexto: ¡Manos a la Obra!

Tienes tooooodo lo que necesitas. Te invito a nutrir a tu Diosa Interna para tener toda la energía interior. Y luego darle motor a tu Reina, para sacarlo al exterior.

Haz los ejercicios, busca, bucea, investiga dentro de ti, pide ayuda, escribe, visualiza, planifica, sueña. Vas a ver cómo se te va a encender tu motivación.

Dedicado a tus sueños.

Con amor sincero,

Marwa.